Cree en grande.
CONMEBOL

La Final Única de la CONMEBOL Libertadores se disputará sin público y no existen entradas a la venta

La Final Única de la CONMEBOL Libertadores se disputará sin público y no existen entradas a la venta
  • Cerca de 5.000 personas tomarán parte del encuentro, desde jugadores hasta periodistas, pasando por personal operativo, de seguridad, funcionarios del estadio y técnicos para la transmisión. Todas estarán acreditadas por la CONMEBOL.
  • El estado de Río de Janeiro autorizó la presencia de personas en un número levemente superior a lo que es habitual en el torneo local. El decreto aclara que no se trata de público en general, razón por la cual no existen entradas a la venta.


El gobierno del estado de Río de Janeiro emitió un decreto que autoriza la presencia de personas en la Final Única de la CONMEBOL Libertadores, en estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios. El documento, firmado por el gobernador Claudio Castro, aclara que no se trata de público en general, sino exclusivamente de personas acreditadas por la entidad organizadora del partido. De esta manera, no existen entradas a la venta para personas que no tengan la credencial expedida por la CONMEBOL. Los accesos al estadio estarán bloqueados para quienes no cuenten con la habilitación de la CONMEBOL.

La CONMEBOL estima que la cifra final rondaría las 5.000 personas, incluidos jugadores, árbitros, técnicos, asistentes y dirigentes de los clubes finalistas. De igual forma, este número abarca también a todo el staff operativo de la CONMEBOL, al personal de seguridad y vinculado al protocolo sanitario, a los empleados del Maracaná y a todos los funcionarios y técnicos relacionados a la transmisión televisiva, así como periodistas y reporteros habilitados.

Se suman además las personas acreditadas por las empresas patrocinadoras del torneo en virtud de acuerdos contractuales con la CONMEBOL, autoridades de la ciudad, el estado o país, dirigentes de la CONMEBOL y una cantidad limitada de invitados de los clubes finalistas (sobre todo, familiares de jugadores y cuerpo técnico).

El protocolo sanitario de la CONMEBOL establece que cada persona debe contar con una prueba de detección del virus con resultado negativo. El decreto del estado de Río de Janeiro se expresa en el mismo sentido, coincidiendo además en el uso obligatorio de mascarillas, la verificación de la temperatura corporal al momento de ingresar al estadio y el distanciamiento entre los asistentes.

Tanto la CONMEBOL Sudamericana como la CONMEBOL Libertadores fueron suspendidas apenas se inició la pandemia de COVID 19. A partir de ese momento arrancó un arduo trabajo para devolverle a Sudamérica la pasión y las emociones que solo el fútbol puede generar. Un panel de expertos elaboró un protocolo que fue presentado y aprobado por los gobiernos de los 10 países miembros de la CONMEBOL. Eso hizo posible el retorno de las competiciones internacionales, sin alterar el formato y poniendo la salud de la familia del fútbol sudamericano en primer lugar. Los protocolos funcionaron como se esperaba. Prueba de ello es el muy bajo porcentaje de contagios a lo largo de ambos torneos.

 

 

CONMEBOL.com