Cree en grande.
CONMEBOL

Decisión de la Comisión Disciplinaria

Decisión de la Comisión Disciplinaria

La Jueza Única de la Comisión Disciplinaria de la CONMEBOL en base a los siguientes,

I. HECHOS

1. En fecha 13 de julio del año en curso, se disputó el partido entre los equipos de Cerro
Porteño (PAR) vs. Fluminense Football Club (BRA), en el estadio General Pablo Rojas
de la ciudad de Asunción - Paraguay, en el marco del partido de ida de los octavos
de final de la CONMEBOL Libertadores 2021

2. En fecha 14 de julio del año en curso, el Club Cerro Porteño, vía nota solicita a la
CONMEBOL – entre otras cosas – lo siguiente (sic): “que, en virtud a los errores
manifiestos propiciados por la terna arbitral, los cuales tornan el resultado del
encuentro viciado desde todo punto de vista, y de acuerdo al principio pro
competitione y al fair play deportivo, la Comisión Disciplinaria de la CONMEBOL
disponga la anulación del encuentro deportivo de fecha 13 de Julio de 2021, llevado a
cabo entre el Club Cerro Porteño y el Fluminense, ordenando la repetición del
mismo en la fecha que estime conveniente, teniendo en cuenta que la presente
situación requiere soluciones extraordinarias que resguarden la integridad de la
competición.”

II. DERECHO

3. En virtud del Artículo 64 del Código Disciplinario de la CONMEBOL, la Comisión
Disciplinaria es competente para resolver lo planteado en la presente solicitud.

4. Asimismo, atendiendo el carácter de urgencia que requiere el estudio de la cuestión
planteada, de conformidad al Artículo 65.1 inciso i), la Vicepresidenta de la Comisión
Disciplinaria en su calidad de Jueza Única se encuentra facultada para resolver la
presente solicitud.

III. NORMATIVA APLICABLE

5. Son aplicables al presente caso el Código Disciplinario de la CONMEBOL, los
Estatutos de la CONMEBOL y los restantes reglamentos de la CONMEBOL, así como
UNIDAD DISCIPLINARIA
COMISIÓN DISCIPLINARIA
supletoriamente las disposiciones normativas a las que se refiere el Artículo 4 del
Código Disciplinario de la CONMEBOL.

IV. FUNDAMENTOS

6. En primer lugar, analizando el escrito presentado por el Club Cerro Porteño, los
mismos manifiestan textualmente (sic):
“En el citado encuentro, y como es de público conocimiento, sucedieron una serie
de acontecimientos vergonzosos, que no pueden ni deben ser omitidos por la
CONMEBOL, en virtud del fair play deportivo, y de los valores promovidos e
inculcados por la CONMEBOL y la FIFA.
Las sumas exorbitantes de dinero invertidas en el VAR de nada sirven ante las
bochornosas decisiones que, entre 8 profesionales del arbitraje, quienes teniendo el
tiempo y la tecnología a su disposición, hayan tomado al anular el gol a favor del
Club Cerro Porteño que a simple vista se apreciaba no era offside, que con el uso de
la tecnología que mencionamos disponen se verifica no era offside y que además se
corrobora con las imágenes de la televisión y las publicaciones realizadas por la
propia CONMEBOL.
Si se pretende mejorar el fútbol Sudamericano, los responsables de tomar las
decisiones disciplinarias en el campo de juego deben manejar criterios imparciales y
ajustados a los reglamentos, y la CONMEBOL debe cerciorarse de que ello se
cumpla.
Hechos como los de ayer deben ser desterrados del fútbol de manera permanente,
y su comisión debe ser castigada por la CONMEBOL de forma contundente, para que
nunca más se repitan.
Por ello, atendiendo la publicación del día de la fecha, de los audios VAR de las
jugadas Situación: Fuera de Juego y Situación: Mano1, solicitamos en primer
término, que la CONMEBOL por intermedio de sus órganos competentes, aplique
sanciones ejemplares a los responsables de los perjudiciales errores cometidos, tal
como lo hizo luego del encuentro deportivo entre las Selecciones de Uruguay vs.
Paraguay, en el marco de la Eliminatorias para el mundial Qatar 2022, el pasado 03
de Junio de 2021, en donde la Comisión de Árbitros de la CONMEBOL suspendió por
tiempo indefinido a los señores Nicolás Gallo, juez VAR y Miguel Roldán, juez
asistente, por haber incurrido en errores graves y manifiestos en el ejercicio de sus
funciones.
Consideramos además que la CONMEBOL, institucionalmente debe dar la
tranquilidad a los clubes que forman parte de ella, y dejar como precedente que no
tolerará nuevamente decisiones injustas, disponiendo la expulsión inmediata de la
lista de Árbitros oficiales, a los siguientes:
 Árbitro: Tello Figueroa, Facundo Raul (Argentina)
 1° asistente: Navarro, Cristian Gonzalo (Argentina)
 2° asistente: Fernández, Julio Javier Esteban (Argentina)
 4to árbitro: Loustau, Patricio Hernan (Argentina)
 VAR: Deischler Keller, Cesar (Chile)
 AVAR1: Gamboa Latourner, Eduardo (Chile)
Si bien ello constituirá una solución paliativa y no remediará el gol mal anulado a
Cerro Porteño, al menos enviará un mensaje de que la Confederación toma con la
seriedad que corresponde los hechos acontecidos y expresados en la presente
misiva. Semejantes equivocaciones bien saben los perjuicios económicos que
pueden ocasionar ante una posible eliminación de la presente fase por la comisión
de hechos injustos y dignos de reproche.
Asimismo, existe basta jurisprudencia en la presente materia, en la que, teniendo en
cuenta la importancia del encuentro, el órgano disciplinario dispuso la anulación del
resultado del encuentro deportivo, ordenando la repetición de la disputa del
partido, tal como ocurrió en el partido Uzbekistán vs. Bahrein, en el año 2005, en el
marco de la clasificación para el Mundial Alemania 2006, en la que el órgano
Disciplinario de la FIFA ordenó repetir el encuentro deportivo2 debido a un error
manifiesto del árbitro del encuentro.
Con ello, resultaría ajustado a derecho que, en virtud a los errores manifiestos
propiciados por la terna arbitral, los cuales tornan el resultado del encuentro viciado
desde todo punto de vista, y de acuerdo al principio pro competitione y al fair play
deportivo, la Comisión Disciplinaria de la CONMEBOL disponga la anulación del
encuentro deportivo de fecha 13 de Julio de 2021, llevado a cabo entre el Club Cerro
Porteño y el Fluminense, ordenando la repetición del mismo en la fecha que estime
conveniente, teniendo en cuenta que la presente situación requiere soluciones
extraordinarias que resguarden la integridad de la competición.
Exigimos un enfrentamiento deportivo sano, en donde se cumplan las reglas de
manera justa, y en el que el compromiso con la integridad deportiva sea un pilar
fundamental. Estamos preparados con nuestros deportistas, cuerpo técnico,
colaboradores, dirigentes y nuestra fiel hinchada, para revertir el resultado viciado
de nulidad.”

7. Preliminarmente y de manera aclaratoria, esta Jueza Única no hará referencia sobre
la solicitud de suspensión de los Árbitros que fueron designados para el partido de
referencia, atendiendo que, la Comisión de Árbitros de la CONMEBOL, quien es una
comisión independiente, se ha expedido al respecto en fecha 14 de julio del año en
curso.

8. Analizando la cuestión planteada por el Club Cerro Porteño, debemos
necesariamente remitirnos al Artículo 54.3 del Código Disciplinario de la CONMEBOL,
el cual establece los presupuestos para que una protesta sea admitida,
estableciendo textualmente (sic):
“Las protestas únicamente serán admisibles si tienen como objeto:
a) La participación en un partido de un jugador no elegible (Alineación Indebida);
b) Un terreno de juego impracticable, siempre y cuando el árbitro haya sido
informado por escrito antes del partido, a viva voz durante el partido, por parte de
uno de los capitanes en presencia del capitán del equipo adversario, todo lo cual se
deberá dejar constancia en el informe del partido.
c) Una decisión de un oficial de partido que hubiera influido en el resultado de un
encuentro exclusivamente en supuestos de corrupción arbitral.”

9. En este sentido, atendiendo que, los incisos a) y b) no guardan relación con la
situación planteada no serán objeto de estudio en la presente resolución. En efecto,
nos centraremos únicamente en el inciso c) del citado Artículo.

10. De la norma transcripta se interpreta que, si un Club presenta una protesta contra
una decisión de un oficial de partido que hubiera influido en el resultado de un
encuentro, debe probar que la misma se da como consecuencia de hechos de
corrupción que influyeron en la decisión arbitral, como ser por ej. soborno.

11. En este sentido, el Artículo 44.2 del Código Disciplinario de la CONMEBOL, establece
que (sic) “en caso de que una parte reclame algún derecho sobre la base de un
supuesto hecho, recaerá en ella la carga de la prueba de dicho hecho.”

12. El Club Cerro Porteño en su escrito no ha presentado pruebas (documental,
testifical, etc.) que demuestre o haga suponer bajo el estándar de satisfacción
suficiente que existen indicios de que efectivamente haya existido actos de
corrupción arbitral, el cual, como reza la norma transcripta, es un presupuesto sine
qua non para la admisibilidad de una protesta.

13. Además, como diligencia complementaria, la Unidad Disciplinaria ha solicitado al
Departamento de Integridad de la CONMEBOL un informe específico sobre el
comportamiento del mercado de apuestas con relación al gol anulado al Club Cerro
Porteño. Sobre el punto, el Departamento de Integridad a través de la empresa
Sportradar (empresa internacionalmente reconocida como proveedora de
soluciones de monitoreo, prevención e inteligencia para organización deportivas y
autoridades estatales en la lucha contra el fraude en el deporte) emitió un informe
técnico en el cual informan -entre otras cosas- las siguientes consideraciones: a)
“Tanto los mercados de apuestas pre-partido como en vivo, se comportaron de
manera regular y no se observaron apuestas significativas previo a la anulación del
mencionado gol”, b) “..no hay indicios en las apuestas observadas en este encuentro
para considerar que este haya sido manipulado con el fin de la obtención de
ganancias ilícitas en los mercados de apuestas deportivas”, c) “Es importante
destacar que los mercados de apuestas se comportaron de manera regular, sin
indicios de que esta jugada (y posterior decisión en particular) haya sido un intento
de manipulación del resultado del partido con vistas de generar lucros con las
apuestas. En caso de que los apostadores hubiesen tenido conocimiento previo del
resultado final de este encuentro, primer tiempo u otros mercados derivados como
por ejemplo “Primer Gol”, se habrían observado fuertes apuestas en función de ello,
sin embargo, esto nunca ocurrió. Por ejemplo, las cuotas en favor de una victoria de
Fluminense FC en mercados tanto de AHC como 1X2 se mantuvieron siempre
competitivas, en concordancia con las expectativas marcadas por el modelo
matemático de Sportradar” y d) “En resumen, no hay indicios en las apuestas
observadas en este encuentro para considerar que este haya sido manipulado con el
fin de la obtención de ganancias ilícitas en los mercados de apuestas deportivas”

14. Por último, respecto al antecedente presentado por el Club Cerro Porteño con
relación al partido Uzbekistán vs. Bahrein, en el año 2005, en el marco de la
clasificación para el Mundial Alemania 2006, en la que el órgano Disciplinario de la
FIFA ordenó repetir el encuentro deportivo debido a un error manifiesto del árbitro
del encuentro, en primer lugar menciona la Jueza Única, que esta decisión adoptada
por la FIFA no puede interpretarse como una Jurisprudencia constante de los
Órganos Judiciales en el ámbito de fútbol. El fallo mencionado fue un hecho aislado.

15. Jurisprudencia conforme a la definición de la RAE (Real Academia Española) es (sic):
- 2. f. Conjunto de las sentencias de los tribunales, y doctrina que contienen.
- 3. f. Criterio sobre un problema jurídico establecido por una pluralidad de
sentencias concordes.

16. De igual manera, analizando el antecedente presentado, debe manifestar esta Jueza
Única que el Código Disciplinario de la CONMEBOL, en cuanto a las decisiones
arbitrales establece en su Artículo 11 que (sic):
“1. Las decisiones que tome el árbitro sobre el terreno de juego son definitivas y
no serán revisadas por los órganos judiciales de la CONMEBOL.

17. En este mismo sentido, la IFAB establece en la Regla 5 inc. 2 respecto a las
decisiones arbitrales (sic):
“Las decisiones arbitrales sobre hechos y acciones sucedidos durante el encuentro,
incluyendo dar por válido un gol o el resultado del partido, son irrevocables. Las
decisiones del árbitro y del resto de miembros del equipo arbitral deberán
respetarse en todo momento.”

18. La normativa de la CONMEBOL no prevé, en forma directa y expresa, la admisibilidad
de protestas contra las decisiones de los oficiales de partidos por errores en el
desempeño de sus funciones, sean estos manifiestos o no, con el objetivo de
preservar la seguridad jurídica y la estabilidad de las competiciones organizadas por
la Confederación.

19. Cualquier apartamiento por parte de un órgano judicial de la CONMEBOL de estas
disposiciones señaladas constituirá a criterio de esta Jueza Única un precedente
que pondrá en riesgo el ordenamiento jurídico futbolístico.

20. Un error en la apreciación de los hechos de una jugada puntual incluyendo dar por
válido un gol o no, en ningún caso puede habilitar a esta Comisión a invalidar un
encuentro y ordenar su repetición.

21. Por último, es importante destacar que, los Clubes que participan en las
competiciones organizadas por la CONMEBOL, suscriben la Carta de Conformidad y
Compromiso. En este caso en particular, el Presidente del Club Cerro Porteño, Sr.
Raul Alberto Zapag Peña, ha suscripto la misma, en fecha 01 de febrero del año en
curso, en representación del Club, aceptando los términos y condiciones que se
estipulan -entre otros- en el Punto IX que reza cuanto sigue (sic):
“IX. Implementación del Sistema VAR (Video Assistant Referee)
De conformidad con lo dispuesto en el Punto 1.3.2.3 del Manual de Clubes de la
CONMEBOL LIBERTADORES 2020, somos conscientes que la CONMEBOL podrá
decidir implementar la utilización del sistema VAR (Video Assistant Referee) como
soporte al Árbitro, de conformidad con lo establecido en el protocolo aprobado por
la IFAB - The International Football Association Board y en fase experimental por la
FIFA en los partidos de la CONMEBOL LIBERTADORES 2020.
De esta forma, manifestamos nuestra aceptación, sin restricciones, a la utilización
del Sistema VAR en los partidos de fútbol que así se determinen y renunciamos
incondicional e irrevocablemente a todos y cualesquiera derechos e intereses que
podamos tener en conexión al resultado del uso de VAR en dichos juegos.
Asimismo, nos comprometemos a no presentar ninguna acción, reclamo o similar en
relación con el resultado del uso de VAR en los juegos:
a) Contra la CONMEBOL, sus directores, funcionarios, personal, prestadores de
servicios y contratados;
b) Contra un equipo adversario de la competición, incluidos sus oficiales,
funcionarios del club y/o;
c) Contra cualquier tercero implicado directa o indirectamente en la provisión de
equipo / supervisión del Sistema VAR.
d) Contra los árbitros que se encuentran operando el VAR.”

22. En consecuencia, en virtud de lo expuestos la Jueza Única de la Comisión
Disciplinaria de la CONMEBOL,

RESUELVE

1. NO HACER LUGAR a la solicitud de anulación del partido disputado en fecha 13 de
julio del año en curso, entre los equipos de Cerro Porteño (PAR) vs. Fluminense
Football Club (BRA) presentada en fecha 14 de julio del año en curso por el CLUB
CERRO PORTEÑO por los fundamentos expuestos en el exordio de la presente
decisión.

2. CONFIRMAR, el resultado de 0 – 2 a favor del Club Fluminense Football Club (BRA)
del partido disputado en fecha 13 de julio del año en curso, entre los equipos de
Cerro Porteño (PAR) vs. Fluminense Football Club (BRA), en el estadio General Pablo
Rojas de la ciudad de Asunción - Paraguay, en el marco del partido de ida de los
octavos de final de la CONMEBOL Libertadores 2021.

3. NOTIFICAR al CLUB CERRO PORTEÑO.
Contra esta decisión cabe recurso ante la Comisión de Apelaciones de la CONMEBOL
en el plazo de 24 (veinticuatro) horas contadas desde el día siguiente a la
notificación de la presente decisión conforme al Artículo 67.3 del Código
Disciplinario de la CONMEBOL. El recurso deberá cumplir con las formalidades
exigidas en el artículo 67.4 y siguientes del Código Disciplinario de la CONMEBOL. De
conformidad con el Art. 67.5 del Código Disciplinario de la CONMEBOL, la cuota de
apelación de USD. 3.000 (DOLARES ESTADOUNIDENSES TRES MIL) ha de ser abonada
mediante transferencia bancaria. 

Amarilis Belisario
Vicepresidenta
Comisión Disciplinaria